• +569 65181303 /
  • contacto.agugu@gmail.com

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

Blog

Feliz día Mamá

2020-05-08 22:18:08 UTC

Feliz día Mamá

Una de las fechas más especiales de todo el año: el Día de la Madre.

Siempre se ha dicho que mamá no hay más que una. Pero en una sola madre conviven muchas distintas… ¡Feliz día a todas y cada una de ellas!

Aunque este año dado al acontecer mundial de pandemia se celebra a la distancia descartando la posibilidad de organizar masivas celebraciones, pues el llamado es a quedarse en casa. Queremos festejar junto a ti y los más pequeños de la casa.

Gracias mamás por cada enseñanza, paciencia, los inolvidables momentos de risa, de acompañamiento e infinito amor que nos brindan a diario.

Los orígenes de la festividad

El homenaje a nuestras mamás se viene dando desde hace miles de años en la antigua Grecia. Los griegos rendían honores a la diosa Rea, madre de Zeus, Hades y Poseidón. En el Imperio Romano los romanos señalaron a la diosa Cibeles como la reencarnación de Rea y le asociaron con la fertilidad.

Con el paso del tiempo el cristianismo transformó la fiesta pagana en una celebración en honor a la Virgen María. En España, en el año 1939 se estableció el 8 de diciembre, el Día de la Inmaculada Concepción, como el Día de la Madre.

El mes de mayo es el mes de la Virgen María, de forma que la tradición católica cuenta con varias tradiciones y celebraciones. Finalmente la Iglesia decidió trasladar la festividad al primer domingo de mayo para así recuperar el verdadero carácter religioso del 8 de diciembre.

La maternidad sin duda está llena de retos y recompensas que la hacen única e incomparable. Desde que incia en la etapa de postparto, que es el primer momento de maternidad "tangible", pues recibes a tu bebé en tus brazos. Comienza una aventura que no esta excenta de dificultades. Pues es un periodo en el que ocurren grandes transformaciones, procesos emocionales y de adaptación. Sin embargo, el hecho de tener frente a nuestros ojos a nuestros hijos, esos cambios pasan a segundo plano, ese bebé nacido es el regalo más bonito e increíble que puede experimentar una mujer. Y en la medida que van creciendo vienen nuevos procesos de aprendizaje pero lo que más te marca, es el conocer la tremenda capacidad de entregar amor a un hijo, eso es algo interminable.

Solo nos queda reconocerlas a todas y cada una, por toda su entrega y dedicación. En lo personal, aunque a veces (o la mayoría del tiempo) me sienta agotada o sienta que tenga un millón de cosas por hacer, lo cierto es que amo ser mamá y todo lo que tener este poderoso título conlleva. Ver a mi hija a los ojos y sonreír juntas es una de las sensaciones más hermosas que siento cada día, y sé que no podría vivir sin esa dulce mirada a mi lado.

Porque a pesar de que sea difícil o a veces sienta que no voy a poder con los retos que trae y sea un trabajo invisible a los ojos de los demás, no deja de ser una experiencia maravillosa que no cambiaría por nada en el mundo.