• +569 65181303 /
  • contacto.agugu@gmail.com

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

Blog

El paso a la guardería o jardín infantil

2020-02-28 17:18:45 UTC

El paso a la guardería o jardín infantil

Que rápido pasó el tiempo… sin darnos cuenta ya llegó el momento de que nuestros hij@s ingresen al jardín infantil. Sin lugar a dudas, un tema GIGANTE para las mamás este de la entrada a la guardería. Es toda una preocupación elegir bien el lugar donde se quedarán unas horas nuestros hijos sin su mamá, su mayor protección.

En algunos casos, pareciera ser una decisión sencilla cuando nos damos cuenta de que se aburren con nosotros y necesitan otro tipo de estímulos. A la vez, cuando nos han recomendado guarderías y sabemos de gente conocida que ha tenido sus hijos en ellas, sabemos que ese lugar es el indicado. Lo que significa un ahorro de tiempo considerable en el proceso de búsqueda del establecimiento que nos brinde tranquilidad. 

Ese famoso primer día de guardería, tratamos de hacer sentir seguros a nuestros hijos, evitamos que lloren y muchas veces intentamos dejarlos lo más rápido posible. Pero una vez que los dejamos, es inevitable sentir como la emoción desborda en nosotros, esa presencia constante durante tanto tiempo se extraña. Sin embargo, el consuelo más grande viene una vez que l@s vemos felices y agotad@s de jugar y aprender, de verlos crecer y tener nuevos amigos. Pero ese vacío que se siente, es reflejo de una mezcla de sentimientos, la alegría porque comienza una nueva etapa, porque tiene salud, porque sabemos que les va a hacer bien, porque tenemos más tiempo para hacer nuestras cosas. Y tristeza porque tenemos que cortar un hilito, porque extrañamos, porque nuestro bebé está creciendo, ¡porque somos sus mamás!

Por lo tanto, es más que evidente que la ida de un hijo a la guardería es un tema que necesita  la adaptación del niño y de la mamá. Hay mamás que no se animan por varios años, otras que lo deben hacer mucho antes, pero pareciera ser común a todas esa mezcla de sentimientos a pesar de nuestras diferencias.

Además, esta nueva etapa también implica retomar nuestro tiempo: volver a mirar hacia uno y retomarnos de algún modo. 

Sin duda este es un cambio que puede ser muy sentimental y no tan fácil -tomar la decisión, organizar la economía, horarios, lugar ideal, etc.-. Pero también es algo muy positivo para ambos, mamá e hij@s disfrutamos de esa separación momentánea para crecer como individuos y valorar aún más el tiempo juntos, saben, ese lindo momento que tenemos después de algunas horas cuando nos volvemos a ver y abrazar.

Algunos consejos para escoger la guardería o jardín infantil

  • Visita varios jardines entre los que puedas elegir; haz partícipe a tu hijo/a de este proceso, esto lo/la hará sentirse más seguro/a y motivado/a.
  • Observa principalmente la relación que se establece entre tu hijo/a y las educadoras, cómo reaccionan con él o ella, si lo/a toman en cuenta y cómo reacciona el niño/a ante ello/as.
  • Averigua la forma cómo enfrentan situaciones conflictivas de adaptación, problemas emocionales y accidentes.
  • Es importante conocer y establecer una cercanía con el/a educador/a que será responsable de la educación y cuidado de tu hijo/a.
  • Observa las dependencias del jardín, ojalá con niños/as dentro de la sala para ver el clima de trabajo que se da, percibe cómo están, si demuestran tranquilidad, entusiasmo y si están contentos realizando las actividades.
  • El jardín debe proveer una variedad de juegos, ya que éste es el vehículo de aprendizaje del niño/a.
  • El material didáctico y los juguetes deben ser diversos y estar a la altura de los niños/as para que puedan manipularlos libremente.
  • Pregunta sobre el tipo de rutina que realizan para que puedas reforzar en tu hogar lo que tu hijo/a desarrollará en el jardín.
  • Asegúrate que el inmobiliario (baños, mesas, etc.) esté adaptado para que los niños/as lo utilicen sin riesgo.
  • El ambiente debe ser estimulador, protector y de acogida para generar en el niño o niña una actitud positiva, segura y abierta a aprender. Un ambiente donde se promueva “el buen trato” entre los adultos y los niños/as.