• +569 86382044 /
  • contacto.agugu@gmail.com

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

Blog

¿Cómo influye la naturaleza en el aprendizaje de nuestros hijos?

2019-08-30 16:20:56 UTC

¿Cómo influye la naturaleza en el aprendizaje de nuestros hijos?

Sin duda, cada vez que un niño se encuentra en medio de la naturaleza nos enternece su capacidad de maravillarse con todo lo que lo rodea. Ellos tienen una enorme curiosidad, unas ganas inagotables de saber y de conocer. Por ello, este proceso de descubrimiento se da con total espontaneidad, los llena de alegría y positivismo fomentando su entusiasmo. 

¿Por qué la naturaleza tiene ese poder de atracción para los niños?

En primer lugar, porque la naturaleza encarna el movimiento, y a los más pequeños les gusta lo que se mueve. Un pájaro que vuela, la hierba mecida por el viento, una fila de hormigas que avanza, las nubes desplazándose por el cielo, una hoja que cae… todo esto atrae su atención con una fuerza que pareciera inagotable.

Por otra parte, la naturaleza es un universo completamente sensorial: se pueden oler sus diversos aromas, se puede oír (el canto de los pájaros, el chapoteo de una corriente de agua…), se pueden tocar texturas muy diferentes (la rugosidad de la corteza de un árbol, la suavidad de un pétalo…), y se pueden observar sus infinitos colores.

Entre los doce meses y los dos años, el niño vive un estadio de su desarrollo muy marcado por el aspecto sensorio-motor y, en la naturaleza, encuentran múltiples estímulos que corresponden a sus necesidades.

Entonces, ¿Cómo puede influir la naturaleza en el aprendizaje de nuestros hijos?

La vinculación con la naturaleza y la promoción del aprendizaje activo en la misma, permite que nuestros hijos se conviertan en agentes de cambio hacia una sociedad consciente de su eco-dependencia. Prácticas como la incorporación de huertos en los jardines infantiles permite el desarrollo de la experiencia a través del sentido y al mismo tiempo, se desarrolla una familiaridad con buenos habitos de alimentación. 

Por otro lado, la difusión de prácticas de aprendizaje al aire libre en edades tempranas posee múltiples beneficios, entre los que se mencionan;

  • Desarrollo de habilidades de pesamiento cientifico
  • Desarrollar el rol clave de la naturaleza en el aprendizaje
  • Promover el compromiso con la naturaleza y su sostenibilidad
  • Aprendizaje a través de los sentidos y experimentación