• +569 65181303 /
  • contacto.agugu@gmail.com

Menu

Carro

El carro de compras está vacío. Puedes volver y comenzar a agregar productos.

Blog

Clases virtuales

2020-08-29 16:41:22 UTC

Clases virtuales

Este año nos ha desafiado a todos de diversas maneras. Con seguridad nadie hubiese imaginado lo brusco que iba a ser el cambio en nuestras rutinas habituales producto del encierro. En este sentido, el adoptar medidas como el funcionamiento de las clases de manera virtual ha resonado en numerosos países como la mejor alternativa para darle continuidad a los procesos pedagógicos de niños, niñas, jóvenes y adultos.

Pero… esta nueva “normalidad” no ha sido fácil para los alumnos, profesores y las familias de ambos, por ello, es necesario volvernos más empáticos para poder comprender los problemas y situaciones que pueden experimentarse producto de la contingencia.

Asistir al colegio de un modo diferente

Para muchas y muchos pequeños el ir a clases de manera virtual ha sido una realidad a la cual han debido adaptarse no sin dificultades. Pero es bueno reiterar que esta situación no ha sido fácil para nadie. Independientemente de si son presenciales o a distancia, en ambas situaciones debemos adaptarnos y ayudar a los niños a que sea lo más fácil posible, especialmente en el aspecto emocional.

Este año, nuestros hijos no podrán jugar con sus amigos como normalmente lo hacían. En casa, no pueden ver a sus amigos. En sus colegios, no podrán acercarse demasiado a ellos. Por donde lo veamos, es algo muy duro para ellos.

En cuanto al aprendizaje, de forma presencial posiblemente será más sencillo, pero en el caso de los niños que estudian desde casa, que no podrán hacer preguntas en directo ni podrán tomar sus clases con el material que suelen tener en el salón de clases, enfocarse y aprender será más complicado.

Desde luego, aunque los niños son los más afectados por esta situación, también padres y profesores nos encontramos pasándolo mal. En ambos casos, los profesores hacen su mejor esfuerzo: los presenciales por cuidar las medidas de distancia social para proteger a sus alumnos y a ellos mismos, y los de clases virtuales por adaptarse a esta nueva modalidad, cuando en el caso de aquellos que son de edad avanzada nunca habían usado un ordenador o una plataforma para enseñar.

Los padres y madres también enfrentan una situación que puede resultar muy estresante. Por un lado, está la preocupación de quienes tienen hijos que volverán al cole de forma presencial, esperando que sus hijos sigan las medidas de distanciamiento social.

Por otro, están aquellos que tienen hijos que realizan sus cursos de forma virtual, enfrentándose a la complejidad de disponer para ellos y ellas de un espacio de estudio, intentar coordinar sus tiempos para poder asistir a sus hijos, cumplir con su trabajo y todas las demandas y tareas regulares de una casa. Y ni hablar de aquellos que deben volver al trabajo.

Recordemos lo más importante

Para nadie ha sido sencillo. Ni niños o niñas, ni los padres, madres y tampoco los profesores. No hay una solución mágica e ideal que nos ayude a que todos estemos bien o que funcione de modo que los niños y niñas puedan desarrollar sus clases de manera normal.

Entonces, lo mejor que podemos hacer y lo más importante es: ser comprensivos. Con todos. Con nosotros mismos. Pero sobre todo, con los niños. Nuestros hijos están pasando por una situación inusual y difícil que puede afectarles mucho emocionalmente y debemos estar ahí para ellos.

Así que además de hacer lo mejor posible por apoyarnos, no olvidemos ser amables, pacientes y comprender que su salud emocional es más importante que su aprendizaje, sin presionarlos tanto con lo académico y apoyándolos con mucho amor.